Que son las varices pélvicas: causas, síntomas, tratamiento en mujeres y hombres

médicos y un paciente con varices pélvicas

El dolor irrazonable frecuente en la ingle y el abdomen puede ser una señal de que se están desarrollando las venas varicosas de la pelvis pequeña. La patología se acompaña de un estiramiento excesivo de la pared venosa y la formación de ganglios vasculares.

Las venas varicosas de la pelvis pequeña es una enfermedad asociada con una disminución de la elasticidad de la pared venosa.

Los cambios resultantes conducen al estancamiento de líquidos y al deterioro del suministro de sangre a los órganos pélvicos. La falta de tratamiento para la enfermedad conduce a complicaciones graves.

Las venas varicosas de la pelvis pequeña son una enfermedad de hoy.

¿Qué es esta enfermedad - venas varicosas de la pelvis pequeña?

La sangre venosa de la pelvis ingresa a la vena cava y luego se entrega al corazón. Con las venas varicosas de la pelvis pequeña, el debilitamiento de las válvulas intravasculares provoca un reflujo de sangre a las partes inferiores del vaso. Debido a la patología que ha surgido, el flujo sanguíneo a través de las venas se debilita, el plasma de los vasos penetra en los tejidos circundantes y la salida de la linfa se vuelve difícil. La congestión y el edema interno agravan el curso de las venas varicosas.

¿Por qué ocurre en mujeres?

Las venas varicosas de la pelvis pequeña son más comunes en mujeres que en hombres. Provocan el desarrollo de patología:

píldoras hormonales como causa de las venas varicosas pélvicas
  • tomar anticonceptivos hormonales;
  • falta de sexo regular;
  • hipodinámica;
  • trabajo físico duro;
  • partos frecuentes;
  • complicaciones durante el nacimiento de un niño;
  • anorgasmia (una mujer no puede tener un orgasmo);
  • interrupción frecuente de las relaciones sexuales;
  • cambios en los niveles hormonales causados por procesos fisiológicos (menopausia, pubertad, embarazo);
  • tratamiento a largo plazo con hormonas;
  • ubicación anormal del útero (inclinarse hacia adelante o hacia atrás).

Las venas varicosas de la pelvis pequeña en las mujeres pueden ser una consecuencia de la debilidad congénita de la pared vascular y las válvulas venosas. Pero con mayor frecuencia, la enfermedad se desarrolla debido a un embarazo, trastornos hormonales o problemas sexuales.

Riesgos del embarazo

Las varices pélvicas durante el embarazo provocan la influencia combinada de varios factores:

  • cambios en los niveles hormonales;
  • compresión de las venas durante el crecimiento del feto dentro del útero;
  • un aumento en el volumen sanguíneo total debido a la formación de flujo sanguíneo placentario.

La combinación de la influencia de los cambios que han surgido conduce al estancamiento de la sangre y a la aparición de varices pélvicas.

Las venas varicosas en el área pélvica durante el embarazo a menudo se desarrollan en niñas con antecedentes de predisposición a la enfermedad, que a menudo dan a luz o sufren de obesidad.

Causas de aparición en hombres.

Las venas varicosas de la pelvis pequeña en los hombres causan:

  • constipación crónica;
  • levantando pesas;
  • entrenamiento intenso;
  • sexo irregular;
  • hipodinámica;
  • insuficiencia de la válvula de la vena testicular;
  • bebiendo alcohol;
  • nutrición pobre;
  • inflamación crónica del área urogenital;
  • predisposición genética.

Más a menudo, las venas varicosas de los vasos pélvicos en un hombre provocan una violación del cierre de las válvulas de las venas testiculares. La patología es congénita o se desarrolla bajo la influencia de factores negativos.

entrenamiento intenso como causa de varices pélvicas

El ejercicio intenso puede provocar varices.

Síntomas

Los signos de las venas varicosas difieren en las niñas y en los hombres. Los primeros síntomas en la mujer: malestar doloroso en la parte inferior del abdomen. El dolor se irradia a la ingle, el sacro o la espalda baja.

Además, la niña tiene:

  • menstruación dolorosa;
  • violación del ciclo;
  • un aumento en la cantidad de flujo menstrual.
  • malestar durante las relaciones sexuales;
  • síndromes premenstruales;
  • dificultad para concebir.

Con exceso de trabajo, estrés o hipotermia, aparecen crisis dolorosas.

Las sensaciones dolorosas durante las relaciones sexuales hacen que las niñas eviten las relaciones íntimas. La falta de relaciones sexuales regulares hace que una mujer se vuelva irritable.

En los hombres, los signos de la enfermedad son diferentes:

  • dolor o sensación de ardor en la ingle y el escroto;
  • opresión de la erección;
  • malestar durante las relaciones sexuales;
  • problemas con la eyaculación;
  • atrofia testicular.

Todos estos síntomas no ocurren necesariamente. El motivo del examen debe ser la aparición frecuente de uno de los síntomas enumerados.

Tratamiento

medicamentos para las venas varicosas de la pelvis pequeña

Las medidas terapéuticas comienzan con la eliminación de la causa que provocó las varices de la pelvis pequeña (corrección del nivel de hormonas, pérdida de peso).

Además, se evalúan los síntomas, luego se selecciona el tratamiento teniendo en cuenta la naturaleza de la patología.

La intervención quirúrgica (vendaje del área agrandada) se lleva a cabo con patologías avanzadas, cuando no hay otra forma de eliminar la congestión.

Para el tratamiento de la dilatación venosa moderada, se selecciona la terapia conservadora. El tratamiento conservador de las venas varicosas de la pelvis pequeña permite la eliminación gradual de los síntomas de la enfermedad mediante ajustes en la vida cotidiana.

Venotónico

Con las venas varicosas pélvicas, el uso de medicamentos venotónicos se está convirtiendo en el principal método de tratamiento. La aceptación de fondos de este grupo proporciona:

  • aumento de la elasticidad de la pared venosa;
  • reducción de la incomodidad y el dolor en la ingle;
  • disminución de la permeabilidad de las paredes de vasos pequeños;
  • protección antioxidante;
  • aumento del drenaje linfático;
  • eliminación de la inflamación de la pared venosa.

Los venotónicos se utilizan para tratar las venas varicosas de los órganos pélvicos en todas las etapas de la enfermedad. Pero los medicamentos no curan, solo detienen la progresión de la patología, reducen la gravedad de los síntomas.

Otras drogas

Para mejorar la circulación sanguínea, reducir el dolor y prevenir la formación de coágulos sanguíneos, además de los venotónicos, se usan medicamentos de otros grupos para el tratamiento:

  1. Anticoagulantes. Reduce la viscosidad de la sangre, previene la formación de coágulos de sangre en las áreas agrandadas.
  2. Fármacos anti-inflamatorios no esteroideos. Ayudan a reducir las dolorosas molestias abdominales y eliminan la inflamación.
  3. Antioxidantes (vitaminas E y A). Aumentan la elasticidad de las venas, protegen la pared vascular de la influencia de los radicales libres.

Con un estancamiento pronunciado, acompañado de edema tisular, se prescriben diuréticos a una persona. Los diuréticos se toman en cursos cortos.

El tratamiento en mujeres se complementa con el nombramiento de supositorios vaginales que tienen un efecto antiinflamatorio.

Ejercicios

Los ejercicios para las varices pélvicas pueden estimular la circulación sanguínea y prevenir la congestión linfática. Para la prevención de la estasis venosa, se recomienda:

  1. Barco. Tumbado de espaldas, levante las piernas en un ángulo de 15 °. Al mismo tiempo, levante la parte superior del cuerpo, tratando de tocar las rodillas con las manos. Los calcetines están estirados. Hágalo 5 veces.
  2. Bicicleta. "Pedalea" durante 1 minuto.
  3. Jinete. De pie, con los pies separados a la altura de los hombros, realice una media sentadilla, permaneciendo en la posición más baja durante 30 segundos. Relájate y hazlo un par de veces más.

A pesar de que los ejercicios propuestos son simples, antes de realizar el complejo, debe consultar con un flebólogo. En algunas formas de la enfermedad, la gimnasia puede estar contraindicada.

ejercicios para las varices de la pelvis pequeña

Ejercicios para mejorar la circulación sanguínea en la pelvis.

¿Qué más puede hacer para mejorar su condición?

El ejercicio y la medicación pueden mejorar el estado de los vasos venosos. Pero esto no es suficiente. Considere qué más puede hacer con las venas varicosas en la pelvis pequeña:

  1. Dieta. Es necesario eliminar de la dieta las "golosinas nocivas" (especias, carnes ahumadas, alimentos enlatados) y agregar cereales, frutas y verduras, pescados magros y carnes al menú. Es importante limitar la ingesta de sal: el cloruro de sodio retiene la humedad, lo que aumenta el edema interno.
  2. Jersey de compresión. La ropa interior médica se selecciona individualmente.
  3. Rechazo de los malos hábitos. La nicotina y el alcohol tienen un efecto negativo sobre el tono vascular.

Con las venas varicosas de las venas pélvicas, el uso de recetas de medicina alternativa ayuda bien. Antes de usar un remedio popular, debe consultar a un flebólogo: es posible que haya contraindicaciones.

¿Por qué es peligroso?

mujer con varices pélvicas

Considere el peligro de las venas varicosas en mujeres y hombres:

  1. Lesiones varicosas de los genitales. Las venas varicosas de la pelvis pequeña en las mujeres se extienden al útero, las venas ováricas y los labios, y en los hombres, se forman enlaces venosos inflamados en el escroto y el pene.
  2. Disfunción del área genital. Se producen trastornos sexuales, la libido disminuye, se desarrolla infertilidad. En la concepción, la patología interrumpe el curso normal del embarazo y aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  3. Trastornos psicoemocionales. El dolor abdominal frecuente y las molestias durante las relaciones sexuales provocan irritabilidad y cambios de humor irrazonables. Puede desarrollarse neurastenia.

Una de las complicaciones raras pero peligrosas de las venas varicosas pélvicas es la trombosis venosa. Cuando se desprende un coágulo de sangre, el coágulo ingresa al torrente sanguíneo general y puede cerrar la luz de un vaso más pequeño. Esto provocará un ataque cardíaco, una embolia pulmonar o un derrame cerebral.

Venas varicosas del útero.

Con la enfermedad, el diámetro de los vasos venosos cambia y se forman ganglios varicosos. Los procesos patológicos resultantes conducen al estancamiento de la sangre y la interrupción del trofismo del órgano genital.

Las venas varicosas del útero son más comunes durante el embarazo. Asimismo, el motivo de la aparición de patología vascular es la inactividad física, disfunción sexual, anomalías hormonales o levantamiento frecuente de pesas.

Agrandamiento varicoso de los labios

La aparición de ganglios vasculares es típica del embarazo tardío, cuando el útero grande presiona los vasos de la pelvis pequeña.

En las niñas nulíparas, el desarrollo de la enfermedad es causado por inactividad física, estreñimiento, inflamación crónica en la esfera reproductiva.

Conclusión

Las venas varicosas en la pelvis pequeña provocan trastornos reproductivos, disfunciones sexuales y la aparición de dolor abdominal irrazonable.

La enfermedad tiene un curso crónico y los trastornos resultantes no se pueden curar.

Tomar medicamentos, usar dispositivos de compresión y eliminar la gimnasia reducirá la gravedad de los síntomas, evitará el desarrollo de complicaciones y restablecerá la alegría del contacto íntimo.

Cuanto antes una persona consulte a un médico en busca de ayuda, más favorable será el pronóstico.