Métodos para la prevención de varices.

La prevención de las varices, una enfermedad compleja que tiene consecuencias peligrosas, debe ser obligatoria, permanente e integral. Es posible prevenir la aparición de la enfermedad solo cuando todas las recomendaciones preventivas útiles se convierten por completo en la forma de vida de una persona. Hablar sobre cómo evitar las venas varicosas debe discutirse con más detalle.

ejercicios para la prevención de varices

Las causas de las varices y sus síntomas.

Conociendo las causas de las varices, puedes tomar medidas para prevenirlas.

Las venas varicosas es una enfermedad asociada con una mala salud vascular, con alteración de la circulación venosa. La carga principal en la posición vertical del cuerpo humano cae sobre las piernas. En este sentido, las venas varicosas se manifiestan con mayor frecuencia en los vasos de las piernas, órganos pélvicos. Con una forma avanzada de la enfermedad, la velocidad del flujo sanguíneo a través de los vasos se ralentiza y comienza el proceso de formación de trombos. Un coágulo de sangre arrancado con flujo sanguíneo puede ingresar a cualquier órgano vital de una persona, lo que conducirá a la muerte.

Se pueden considerar las manifestaciones de las venas varicosas de las extremidades inferiores:

  • dolor y pesadez en las piernas;
  • protuberancia de grandes venas hacia afuera;
  • la aparición de una red de arañas vasculares en la superficie de la piel;
  • hinchazón;
  • calambres nocturnos;
  • úlceras tróficas, etc.

Las venas varicosas pueden tener causas externas e internas. Los siguientes factores internos pueden aumentar significativamente la carga sobre el sistema venoso y reducir el tono vascular:

  • mala herencia;
  • hipertensión;
  • enfermedad del corazón;
  • obesidad;
  • embarazo, etc.

Las razones externas que provocan el desarrollo de patología en el sistema venoso son:

  • levantando pesas;
  • estilo de vida sedentario;
  • malos hábitos;
  • uso prolongado de medicamentos hormonales;
  • nutrición inadecuada, etc.

Según las estadísticas médicas, las venas varicosas en las piernas se diagnostican en las mujeres con mucha más frecuencia que en los hombres. Para evitar las peligrosas consecuencias de esta enfermedad, es necesario prevenir las varices con anticipación.

Instrucciones generales para la prevención de varices.

El principal objetivo de las medidas preventivas para eliminar las causas que contribuyen a la aparición de varices es mantener los vasos sanguíneos en buen estado.

Los flebólogos que se ocupan de esta enfermedad no se cansan de repetir que es mucho más fácil prevenir las varices que curarlas.

Se deben considerar las principales direcciones de prevención de las venas varicosas:

  • dieta correcta;
  • suficiente actividad física;
  • procedimientos de agua;
  • masoterapia;
  • endurecimiento;
  • cumplimiento de las recomendaciones de los médicos al realizar un trabajo duro y levantar grandes cargas;
  • rechazo a los malos hábitos;
  • rechazo de los malos hábitos para la prevención de las varices
  • alternancia razonable de trabajo y descanso;
  • usar ropa interior de compresión;
  • el uso de la medicina tradicional;
  • hirudoterapia;
  • envolturas frías;
  • medicamentos y vitaminas.

La prevención de las varices es especialmente importante para las personas que tienen una predisposición hereditaria, natural u ocupacional a esta enfermedad. Es importante saber que la prevención continua de las venas varicosas en el hogar debe estar bajo la supervisión de un flebólogo.

Dieta correcta, ejercicio, terapia de masajes.

El cumplimiento de una nutrición adecuada juega un papel importante en la prevención y el tratamiento de las venas varicosas. Un cierto conjunto de productos ayudará a que las paredes de los vasos sanguíneos del sistema circulatorio sean fuertes y elásticas, y promoverá la circulación sanguínea normal. La base de la dieta diaria deben ser alimentos ricos en fibra, frutas, verduras, pescado, carnes magras. Se ha comprobado que las vitaminas E y P tienen un poderoso efecto fortalecedor sobre las paredes de los vasos sanguíneos.

Estas vitaminas se encuentran en exceso en los siguientes productos: aceite de oliva, nueces, escaramujo, té verde. Las vitaminas C y E son responsables de la flexibilidad y elasticidad del sistema vascular, que se puede obtener comiendo granos germinados de trigo y centeno, cebollas verdes, frijoles, guisantes. El ajo se considera un remedio increíble para prevenir los coágulos de sangre.

Para proteger las piernas de las varices, es necesario reducir el uso de alimentos picantes, ahumados y salados. Con una tendencia a esta enfermedad, los dulces, las bebidas carbonatadas y el alcohol fuerte están contraindicados.

La actividad física suficiente debería convertirse en la norma con una predisposición a las venas varicosas. Es necesario realizar regularmente ejercicios especiales recomendados por un especialista para normalizar la circulación sanguínea, mantener el tono del sistema vascular y reducir el exceso de peso. Se debe dar especial importancia a los ejercicios en el agua, natación normal. Es bueno terminar el complejo de ejercicios físicos con un ligero masaje.

Medidas adicionales en la prevención de varices.

Una combinación de medidas básicas y adicionales para la prevención de las venas varicosas tiene un efecto curativo positivo. Las medidas adicionales incluyen envolturas frías, hirudoterapia, endurecimiento, etc.

Los remedios caseros, probados durante siglos, ayudarán a reducir significativamente el riesgo de enfermedad. Se basan en el uso de plantas medicinales, miel, vinagre de sidra de manzana.

En la etapa inicial de las venas varicosas, cuando los síntomas de la enfermedad aún no aparecen, un flebólogo puede recomendar usar ropa interior de compresión, zapatos cómodos y el uso de cremas y aceites especiales. Los medicamentos venotónicos que fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos a menudo se recetan para administración oral.

Las mujeres que están embarazadas corren el riesgo de desarrollar venas varicosas. Con un rápido aumento en el peso total de la mujer embarazada, se produce una gran carga en las extremidades inferiores y las venas a menudo se hinchan. La prevención oportuna de las varices durante el embarazo consiste en usar medias de compresión, medias especiales, zapatos y seguir todas las recomendaciones de los especialistas.

Con predisposición a las venas varicosas, es necesario realizar un seguimiento planificado del estado de las venas mediante ultrasonido cada año.

Por lo tanto, un estilo de vida saludable, medidas preventivas oportunas y un estricto cumplimiento de todas las recomendaciones de un flebólogo podrán prevenir la aparición de una enfermedad varicosa peligrosa y salvarlo de problemas graves en el futuro.