Ungüentos, cremas y geles para el tratamiento de varices

niña se frota los pies con gel de varices

El ungüento para las venas varicosas es una buena herramienta para la prevención y un método auxiliar de tratamiento en las primeras etapas de la enfermedad. El uso de dichos dispositivos médicos tiene los siguientes objetivos:

  • Restaurar el flujo sanguíneo correcto.
  • Aumenta el tono de las paredes de los vasos sanguíneos y mejora el funcionamiento del sistema de válvulas.
  • Previene las complicaciones asociadas con la expansión de los vasos venosos.
  • Reducir el nivel de hinchazón y dolor en las piernas.

El tratamiento médico de las varices debe ser prescrito por un flebólogo. Dada la variedad de productos farmacéuticos, es muy importante saber qué medicamentos son aplicables en una etapa particular de la enfermedad y cuáles serán dañinos y completamente inútiles. La pérdida de tiempo en este caso conducirá a una progresión indeseable de las varices. Echemos un vistazo más de cerca a las características de la composición y el uso de ungüentos y geles en el tratamiento de las venas.

¿Cómo actúa la crema para varices?

Los ungüentos y cremas se basan en un anticoagulante, un componente que fortalece los vasos venosos y ayuda a aliviar las áreas afectadas. Además, la preparación contiene vitaminas (por ejemplo, vitaminas B₁, B₅ y C), que tienen un efecto fortalecedor sobre las paredes venosas y la regeneración tisular, así como sustancias con propiedades vasodilatadoras y analgésicas. Las venas varicosas dificultan la capacidad de las sustancias medicinales para penetrar en los tejidos, por lo tanto, para un resultado efectivo, la concentración del coagulante debe ser lo suficientemente alta.

En la medicina moderna, los ungüentos para el tratamiento de las venas no se usan con tanta frecuencia. Al tener una base bastante densa y grasa, se absorben más lentamente y peor. Su uso está asociado a algunas molestias para el paciente (ropa manchada, piel pegajosa). Así, la eficacia de este tipo de productos es algo menor que la de las cremas y geles para los pies.

¿Para quién es adecuado el tratamiento con cremas antivaricosas?

Es muy importante no ignorar la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad y no retrasar la búsqueda de ayuda calificada de un flebólogo. Dado que el uso de cremas y ungüentos es solo un método auxiliar de tratamiento en diferentes etapas de las venas varicosas, el nombramiento de los medicamentos adecuados solo puede ser realizado por un médico después de un diagnóstico. El uso de medicamentos adecuados para las venas varicosas ayudará a evitar el estancamiento de la sangre en las venas, aliviará la inflamación y reducirá significativamente la posibilidad de recaída.

El plan de tratamiento farmacológico para las venas varicosas suele ser complejo e incluye el nombramiento de tabletas y medicamentos tópicos. El método médico que usa una crema para las venas varicosas implica el nombramiento de agentes venotónicos, medicamentos especiales que mejoran la circulación sanguínea y previenen la formación de coágulos sanguíneos y fondos combinados.

El uso de tónicos

Los venotónicos son preparaciones medicinales a base de flavonoides vegetales, cuya acción tiene como objetivo aumentar el tono venoso, mejorar el reflujo (salida de sangre), fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y reducir la hinchazón. Además, estos medicamentos ayudan a combatir el dolor en las piernas después de una posición prolongada.

Debe recordarse que cada medicamento tiene contraindicaciones de uso. La razón puede ser la sensibilidad individual a los componentes de la pomada, otras enfermedades del cuerpo, el embarazo, etc.

Ungüentos y geles de heparina

El fármaco clásico para cualquier etapa de las venas varicosas es el gel de heparina (la concentración de la sustancia medicinal es de 100 UI / g). El ingrediente activo del fármaco tiene la propiedad de absorberse bien en la sangre y reducir su coagulabilidad, evitando que las plaquetas se peguen entre sí. Así, la pomada de heparina previene eficazmente la aparición de coágulos de sangre en las venas superficiales y ayuda a resolver los bloqueos existentes.

Debido a su efecto efectivo sobre los vasos venosos, la sustancia heparina se agrega a la composición de muchos medicamentos antivaricosos médicos. Su principal finalidad es normalizar la circulación sanguínea, aliviar la sensación de pesadez, dolor en las piernas, hinchazón y picor. El uso sistemático de la pomada le permite lograr los primeros resultados positivos después de dos semanas.

El uso de fármacos a base de heparina requiere consejo médico, ya que esta sustancia puede provocar alergias o dermatitis.

Un ejemplo de agente combinado es un gel, que incluye heparina, troxerutina y provitamina B₅ (dexpantenol), que combaten eficazmente el edema, aumentan el tono y restauran las áreas venosas dañadas. Para lograr el resultado, se recomienda aplicarlo 2-3 veces al día durante 2-3 semanas.

¿Son efectivas las cremas?

Sin duda, los geles y las cremas juegan un papel importante en el tratamiento, pero no son capaces de curar por completo las varices. Su principal finalidad es reducir y aliviar las sensaciones y síntomas dolorosos, adelgazando la sangre, tonificando, fortaleciendo los vasos venosos y previniendo la formación de coágulos sanguíneos.

Dichos medicamentos para las venas varicosas son más efectivos al comienzo del desarrollo de la enfermedad, ya que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo a través de un ligero masaje en las piernas. Las varices progresivas (aparición de arañas vasculares) y la etapa avanzada de la enfermedad también implican el uso de ungüentos y cremas, pero requieren una atención cuidadosa en la elección de la medicación, ya que pueden agravar el problema.

Para potenciar el efecto de los geles y cremas, el médico también puede recomendar al paciente que use prendas de compresión, haga ejercicios gimnásticos y cambie la dieta.