¿Qué significan las varices, cuáles son sus causas y síntomas?

Las venas varicosas, o venas varicosas, es una enfermedad que se manifiesta en la hinchazón de las venas periféricas debido a la formación de ganglios en ellas. Estos nódulos no permiten que la sangre pase libremente hacia arriba después de que se cierran las válvulas, la sangre comienza a estancarse y ejerce presión sobre las paredes de las venas, que pierden por completo su forma y elasticidad. Debido al hecho de que los vasos comienzan a estirarse excesivamente, sus bordes se presionan más cerca de la piel y se hace visible la malla característica.

En la etapa inicial de la enfermedad, se pueden ver vasos azules individuales a través de la piel y, en el caso de un curso prolongado de la enfermedad, las venas azules sinuosas con nódulos muy notables se vuelven claramente visibles a través de la capa de la epidermis.

venas varicosas y sanas

Causas

Una vez que haya quedado claro qué son las venas varicosas, debe averiguar las razones que pueden causar esta dolencia. A pesar de que se considera que el factor principal en la aparición de la enfermedad es el desarrollo insuficiente del tejido conectivo, existen una serie de condiciones que conducen a la aparición de venas varicosas.

Las causas de las varices pueden ser las siguientes:

  1. Falta de movilidad. En presencia de este factor, el suministro de sangre a las piernas se deteriora, comienza a estancarse y a formar nódulos varicosos.
  2. La naturaleza del trabajo en el que es necesario permanecer durante mucho tiempo. Cuando una persona está de pie, se aplica mucha presión en las extremidades inferiores, la sangre comienza a fluir peor y se estanca.
  3. Predisposición genética. Las varices hereditarias ocurren en el 70% de las personas que las padecen.
  4. Desequilibrio hormonal. Este problema ocurre con mayor frecuencia en mujeres, especialmente durante la pubertad, el embarazo y la menopausia. En este momento, ocurren cambios serios en el cuerpo, disminuye la producción de estrógenos, aumenta la acción de la hormona del cuerpo lúteo, lo que relaja los músculos y contribuye a la aparición de varices.
  5. Enfermedades del sistema endocrino.
  6. Trastornos nerviosos y estrés.
  7. Ingesta de alcohol y toxinas. Las terminaciones nerviosas que pasan a lo largo de las paredes de los vasos sanguíneos pierden su tono y elasticidad, y la luz de las venas disminuye.
  8. Obesidad. Debido al exceso de peso, las venas de la pelvis y las piernas se comprimen, provocando estasis sanguínea.
  9. Ropa interior incómoda. El uso prolongado de calcetines y medias contribuye a la compresión de las venas, lo que interfiere con la circulación sanguínea normal.

Síntomas

En la etapa inicial de la enfermedad, los síntomas comienzan a sentirse, si ocurren, debe consultar inmediatamente a un médico. Cuanto antes se detecte la enfermedad y comience el tratamiento, menos complicaciones dará.

dolor en las piernas con varices

Con las venas varicosas, se sienten los siguientes síntomas:

  • pesadez en las piernas, que es especialmente aguda al final del día;
  • hinchazón de piernas y pies, que pasa por la mañana, después de una noche de descanso;
  • una sensación de ardor que se siente a lo largo del paso de las venas;
  • calambres en las piernas, que aparecen principalmente por la noche;
  • la aparición de venas hinchadas que sobresalen (o una vena);
  • las venas se vuelven sensibles a la palpación;
  • las venas engrosadas se vuelven menos visibles si se acuesta en la cama y levanta las piernas.

Los síntomas anteriores pueden ser signos de otras enfermedades de las extremidades inferiores, por lo tanto, solo un médico puede determinar la enfermedad y su grado.

Curso de la enfermedad

La enfermedad se presenta con una constante sensación de pesadez en las piernas, hinchazón de los párpados, edema de las piernas, sensación de ardor y malestar, que desaparecen por la mañana, después de una noche de descanso. Con el tiempo, los nódulos se agrandan, las venas se abultan más y adquieren un tinte azulado.

Si la enfermedad no se trata, comienzan una serie de complicaciones:

  1. Insuficiencia venosa crónica, que tiene lugar en 4 etapas: cero, primera, segunda y tercera. Si en la etapa cero los síntomas son muy débiles, en la cuarta etapa, aparecen úlceras, dolor intenso y la incomodidad no desaparece incluso después de una noche de descanso.
  2. Tromboflebitis, en la que la pared venosa se inflama y se forman coágulos de sangre dentro de la vena. Comienzan a crecer y a inflamarse, aumenta el dolor en la parte inferior del muslo y la parte superior de la pierna y empeora el estado general de la persona.
  3. Úlcera trófica, que comienza con un curso avanzado de la enfermedad. Una complicación se manifiesta en forma de una herida que no cicatriza, que aparece con una violación aguda del flujo venoso a lo largo de las venas superficiales y profundas.

Contraindicaciones

En presencia de venas varicosas, existen una serie de prohibiciones que los pacientes deben tener en cuenta:

  • usar zapatos de tacón, ya que impiden la circulación sanguínea normal;
  • usar calcetines y golf con una banda elástica ajustada, zapatos y jeans demasiado ajustados. La ropa ajustada y los zapatos aprietan las venas, la sangre se estanca y las extremidades se hinchan;
  • echando las piernas sobre las piernas, porquelos vasos de la pierna que está debajo están fuertemente apretados;
  • levantando pesas. Cuando se transporta una carga de más de 5-7 kg, una carga adicional cae sobre las extremidades inferiores, que las venas enfermas no pueden hacer frente;
  • hacer deportes que "obstruyen" los músculos de las piernas; aquellos donde están bajo una carga pesada. Estos incluyen esquí y snowboard, levantamiento de pesas, correr, aeróbicos con pasos, etc.

Profilaxis

Existen una serie de métodos que pueden prevenir la aparición de varices, prevenir el desarrollo de la enfermedad y aliviar los síntomas que ya han aparecido.

medias de compresión para varices

La prevención de las varices consiste en realizar las siguientes acciones:

  • optimización de los regímenes de descanso y trabajo, es deciralternancia de posiciones de pie, sentado y caminando;
  • llevar ropa y zapatos cómodos y cómodos que no aprieten las extremidades inferiores;
  • caminar con zapatos adecuados;
  • nadando;
  • un paseo en bicicleta;
  • actividad física moderada regular;
  • combatir el estreñimiento, ya que aumenta el nivel de presión arterial en la pelvis pequeña;
  • mientras descansa, la ubicación de las piernas en una colina, por ejemplo, en una almohada;
  • hirudoterapia;
  • normalización de peso;
  • beber muchos líquidos (hasta 2 litros de agua limpia por día);
  • alimentación saludable;
  • dejar el alcohol, fumar y otras sustancias tóxicas;
  • tomando una ducha de contraste;
  • rechazo de anticonceptivos orales y medicamentos hormonales;
  • minimización de visitas a baños, saunas y baños calientes;
  • negativa a practicar deportes que aumenten la presión venosa.

La prevención es especialmente importante para las personas con predisposición genética a las venas varicosas. Si uno de los parientes más cercanos tiene esta dolencia, es necesario pensar en la salud de sus propias piernas antes de la aparición de los primeros signos de la enfermedad.

Tratamiento

Si aparecen síntomas de venas varicosas, debe consultar a un flebólogo, quien, según el examen y las pruebas, diagnosticará, determinará el grado de desarrollo de la enfermedad y prescribirá el tratamiento.

El tratamiento de las varices consiste en la designación de agentes internos y externos que afectan el foco de la enfermedad. El tratamiento prescrito por el médico depende del grado de su desarrollo. En las etapas iniciales, se prescriben tinturas medicinales, ropa interior de compresión y gimnasia. En etapas más agudas, el tratamiento con medicamentos es eficaz, además de frotar las piernas con geles y ungüentos, que disuelven los nódulos e interfieren con la propagación de la red venosa. El tratamiento de las venas varicosas en las etapas posteriores requiere una intervención quirúrgica y el cumplimiento de todas las recomendaciones del médico.

Remedios caseros

Entre los remedios caseros más populares para tratar las venas varicosas, se destacan los siguientes:

  1. Mezcle 1 cucharada de ajenjo triturado con un vaso de leche agria tibia. Aplicar la consistencia resultante en forma de compresa sobre la malla varicosa, cubrir con papel de aluminio y un paño tibio. Aplicar por la noche durante 5 días.
  2. Mezclar 1 cucharadita de ajo picado con 1 cucharada de mantequilla, aplicar como una compresa, envolver con film transparente, cubrir con un paño tibio y dejar toda la noche. El curso de tratamiento es de 7 días.
  3. Prepare 2 cucharadas de ortiga en un vaso de agua hirviendo y luego cuele. Beba tintura 3 veces al día por 1/4 taza.
  4. Hervir 1 nuez moscada triturada y 1 cucharada de miel en un vaso de agua hirviendo. Consumir 1 vaso 2 veces al día antes de las comidas.
  5. Aplique vinagre de sidra de manzana a un algodón y frote sobre las áreas afectadas.

Consejos útiles

Para prevenir la aparición de venas varicosas, debe evitar el estancamiento de la sangre, que a menudo ocurre al estar sentado y de pie por mucho tiempo. Si en el trabajo es necesario estar de pie y sentado durante mucho tiempo, debe estirar las piernas, mover los dedos y los pies. Estos movimientos ayudarán a acelerar la sangre y harán que las venas funcionen de manera más eficiente.

Después de la ducha, es útil verter agua fría en los pies, esta es una especie de carga para los vasos, que se vuelven más elásticos y más fuertes.

Las actividades deportivas como nadar, caminar, andar en bicicleta y esquiar también tienen un efecto positivo en el estado de las extremidades inferiores.

Por lo tanto, si hay signos de venas varicosas, debe consultar a un flebólogo que prescribirá el tratamiento y evitará que ocurran complicaciones.