Etapas de las venas varicosas: que esperar de los síntomas desagradables

Las venas varicosas se están extendiendo cada vez más entre la población mundial. Más de la mitad de los habitantes del mundo padecen esta dolencia desagradable y bastante dolorosa, y entre los enfermos hay muchas más mujeres.

venas varicosas en la pierna

El artículo cubrirá el tema de qué son las venas varicosas, tipos y etapas de la enfermedad.

Breve descripción

Las venas varicosas se caracterizan por la deformación e hinchazón de los grandes vasos venosos, que aparecen en la superficie de la piel y tienen un tinte azulado.

Posteriormente, aparecen nódulos, debido a un mal funcionamiento de las válvulas intravenosas responsables del flujo sanguíneo venoso, como resultado, la circulación y salida de sangre en los vasos se ralentiza, la presión intravenosa aumenta y las paredes de los vasos se estiran.

Las venas deformadas se hacen visibles debajo de la superficie de la piel, se forma una red capilar visible a simple vista. Y cuanto más grande es el recipiente, más notable es su cambio en forma de nudos y un color azulado oscuro.

Venas varicosas: no solo hace que una persona sufra debido a la apariencia antiestética de las extremidades inferiores, sino que también es extremadamente peligrosa para la salud y la vida del paciente, especialmente en las etapas crónicas de desarrollo.

Por lo tanto, monitorear el estado de salud de los vasos de las piernas es una necesidad urgente para cualquier persona, porque a menudo en las etapas iniciales del desarrollo de la enfermedad, una persona no se da cuenta de que no todo está en orden con su salud.

Síntomas

Las venas varicosas en las piernas se manifiestan por los siguientes factores desagradables:

  • Una sensación de exceso de trabajo y pesadez en las pantorrillas de las piernas, por la noche, el único deseo del paciente se vuelve tan pronto como sea posible para quitarse los zapatos apretados, tomar una posición horizontal, relajar los músculos tensos.
  • Sensación de plenitud en el área afectada, las venas doloridas presionan notablemente el músculo gastrocnemio.
  • Se palpa una sensación de ardor en el área no saludable, hay un deseo de frotar las piernas en el área incómoda.
  • Se producen manifestaciones convulsivas, especialmente en las últimas etapas del desarrollo de la enfermedad. Especialmente a menudo, las convulsiones ocurren por la noche, a veces hasta cinco o seis veces, como resultado de lo cual una persona se despierta de sensaciones de dolor agudo.
  • El patrón vascular, que sobresale sobre la superficie de la piel, se vuelve notable y, con el desarrollo de la enfermedad, las venas tienden a expandirse y deformarse externamente.
  • El edema de los músculos de la pantorrilla se convierte en un compañero constante del paciente venoso, que desaparece después de una noche de descanso completo, y en las últimas etapas de la enfermedad se vuelve permanente y se acompaña de dolor por tirones.

Variedades de la enfermedad.

Actualmente, se han establecido y confirmado científicamente los siguientes tipos de venas varicosas:

  1. La deformidad crónica y la hinchazón de las venas del recto es un síndrome hemorroidal.
  2. También existen las venas varicosas, que ocurre solo en hombres: la expansión de las venas del proceso uviforme del cordón espermático y / o testículos, el nombre científico es varicocele.
  3. Expansión de venas ubicadas en las paredes gástricas y en los tejidos del esófago.
  4. Malformación de vasos periféricos (enfermedad de Parks-Weber-Rubashov). Este tipo se acompaña de una deformación crónica del área afectada del cuerpo, debido al crecimiento de múltiples fístulas, los tejidos blandos se modifican significativamente y aumentan de tamaño.
  5. Varices de las extremidades inferiores.

Los tipos de venas varicosas más comunes y a menudo diagnosticados en los pacientes son las venas varicosas en las piernas.

El grado de varices.

Los médicos especialistas en el campo del tratamiento de las enfermedades venosas han identificado siete etapas de venas varicosas de las extremidades inferiores. Cada uno de ellos tiene ciertos síntomas y manifestaciones, notando a tiempo lo que puede prevenir la aparición de la siguiente etapa, más grave, de las varices.

Cero

Con un grado dado de venas varicosas, una persona no experimenta pesadez nocturna ni ardor en las piernas, no hay arañas vasculares, calambres, venas azules deformadas y otros atributos de la enfermedad, pero existe una predisposición a ello.

La primera

Cuando existe la etapa inicial de varices en las piernas, aparece pesadez e hinchazón vespertina, que desaparecen por completo después de una relajante noche de descanso. A veces, ya se nota una malla débil de capilares que sobresale en la superficie de la piel.

Las venas varicosas de primer grado pueden pasar de tres meses a un año sin deterioro. A veces, el grado inicial de venas varicosas en las piernas pasa casi sin una manifestación aguda de síntomas, la persona enferma se siente como una persona completamente sana. Las venas varicosas, que es una trampa en esta etapa: una persona continúa llevando la antigua forma de vida en lugar de tomar medidas preventivas oportunas, y esto conduce inevitablemente al desarrollo de la enfermedad.

Las venas varicosas de 1er grado se tratan principalmente con agentes externos: ungüentos y cremas que alivian la fatiga y dan el tono necesario a los vasos.

dolor de pierna en la primera etapa de las venas varicosas

El segundo

Cuando se instalan las varices de 2º grado, la hinchazón se vuelve más fuerte y mucho más notoria, la pesadez en las piernas es más intensa y dolorosa. A menudo, estas manifestaciones de enfermedad venosa no desaparecen de la noche a la mañana, el edema es visible a la mañana siguiente.

El paciente también puede sufrir calambres que ocurren por la noche, un espasmo doloroso desagradable envuelve el músculo de la pantorrilla y la relajación ocurre después de unos minutos.

Las venas varicosas de las extremidades inferiores de segundo grado son un presagio de tromboflebitis. Las venas varicosas de segundo grado implican el tratamiento principalmente con medicamentos, que son recetados por un flebólogo en las primeras etapas de la enfermedad.

El tercero

El edema finalmente se vuelve crónico y la deformación y el oscurecimiento de los vasos venosos ya se notan a primera vista. Hay una desagradable sensación de ardor en las venas. En el caso de un tratamiento inoportuno, las venas varicosas de grado 3 ya presuponen la formación de coágulos de sangre.

Las venas varicosas de grado 3 permiten el tratamiento tanto con medicación como con cirugía.

tercera etapa de las venas varicosas

Cuatro

Esta etapa está marcada por la aparición de fenómenos tróficos en la piel. Debido al suministro insuficiente de sangre, la piel de las piernas se vuelve seca y poco elástica, cambia su color a uno más intenso, hasta tonos marrones oscuros.

Se producen procesos inflamatorios de diversa gravedad, desde pequeñas manchas rojizas hasta formaciones a gran escala que no cicatrizan bien. Como resultado, la piel de las piernas se atrofia parcialmente, lo que se manifiesta en la aparición de áreas blanquecinas en el área afectada. Estas áreas son los sitios futuros para la formación de úlceras tróficas.

En esta etapa y en las siguientes, el medicamento ya no ayudará; los médicos prescriben principalmente un procedimiento de flebectomía (extirpación de una vena mediante cirugía) o coagulación con láser.

Quinto y sexto

Todas las úlceras anteriores y tróficas que cicatrizan con el tratamiento adecuado. En la etapa 6, una úlcera trófica que no es susceptible de tratamiento y curación completa.

Conclusión

Si desea mantener sus piernas saludables durante el mayor tiempo posible, debe controlar cuidadosamente su condición. A menudo hay casos en que las manifestaciones de las venas varicosas, la gravedad, el edema vespertino, una malla de capilares se perciben como consecuencia de una simple fatiga o cambios relacionados con la edad.

Si "hace sonar la alarma" a tiempo, comience el tratamiento temprano, el desarrollo de la enfermedad puede detenerse hasta que todos los síntomas se eliminen por completo.

En el caso de que ya sea necesario tratar las varices, hay muchas formas de tratarlo. Recuerde que solo un flebólogo tiene derecho a diagnosticar una enfermedad, prescribir cualquier medicamento o procedimiento.

Antes de usar cualquier profiláctico o medicamento, no olvide consultar a un especialista. ¡Estar sano!