Los ejercicios más efectivos para las varices.

La forma más confiable de tratar las venas varicosas es el ejercicio. Además, es necesario llevar una dieta sana y equilibrada y evitar el consumo excesivo de sal y grasas.

Las venas varicosas, o simplemente venas varicosas, interfieren con la circulación sanguínea normal. Y las mujeres, cuya jornada laboral se pasa en la posición de "sentadas" en el escritorio de la oficina, se enfrentan con mayor frecuencia a este problema.

No debe pensar que las venas varicosas son puramente una "enfermedad femenina", porque las venas varicosas también ocurren en los hombres.

Esta es la enfermedad más común (después de la hipertensión) del sistema cardiovascular, que se desarrolla como resultado de que las personas pasen mucho tiempo sentadas o de pie.

Es por eso que las mujeres son más propensas a sufrir venas varicosas mientras están sentadas con las piernas cruzadas en un escritorio o corriendo con tacones altos todo el día.

Si tenemos en cuenta no solo la estética, las varices, en ausencia del tratamiento necesario, pueden provocar problemas de salud graves: trombosis o úlceras.

Así que si este también es tu problema y quieres solucionarlo por todos los medios, te ofrecemos los 8 ejercicios más efectivos que te ayudarán a hacerlo sin salir de casa.

Ejercicios para las venas varicosas.

El ejercicio físico es la forma más eficaz de prevenir las varices o de reducir las varices existentes.

El ejercicio ayuda a fortalecer los músculos de las piernas y favorece el llamado retorno venoso.

No estamos hablando de algo intrincado y complejo, puede realizar fácilmente todos estos ejercicios en casa sin simuladores especiales.

Si tus varices son muy pronunciadas (los asteriscos son abundantes y muy notorios), entonces es recomendable consultar primero con un médico especialista. Él podrá evaluar objetivamente sus síntomas y seleccionar el tratamiento adecuado, así como un conjunto de ejercicios útiles.

A menudo, debido a las venas varicosas y los problemas circulatorios, las personas comienzan a sufrir calambres y espasmos.

Los siguientes ejercicios te ayudarán a reducir estas molestias, además de hacer que tus piernas estén más sanas y, por supuesto, más atractivas.

ejercicios para varices

1. Ejercicio "bicicleta"

Este es un ejercicio bastante común para el tratamiento de las venas varicosas.

  • Consiste en imitar el ciclismo moviendo las piernas en el aire (como si estuvieras pedaleando).
  • Puedes hacer esto en la colchoneta o directamente en tu cama.
  • Haz 30 rotaciones, descansa y repite (la cantidad de aproximaciones depende de ti, solo recuerda hacer una pausa entre ellas).

2. La bicicleta es real

A diferencia del párrafo anterior, aquí necesitas una bicicleta real.

Este es un gran ejercicio físico para todo el cuerpo, pero especialmente para las piernas.

  • Trate de andar en bicicleta todos los días, ya sea un paseo por el parque o un paseo de compras. Entonces los beneficios serán el doble, se harán cosas y se tratarán las piernas. ¡Ni siquiera lo notarás!
  • Puedes salir a caminar con tu familia. Una hora de esquí al día es suficiente.
  • Si no te gusta mucho la idea de estar en el parque, siempre puedes quedarte en casa, haciendo ejercicio en el simulador, por supuesto, si tienes uno (en términos de funcionalidad, no es diferente de una bicicleta normal ) o ir al gimnasio.
ejercicios para varices

3. Pies más anchos

Puedes realizar este ejercicio sentado en una silla, en una alfombra o en una cama.

  • Levante y separe los pies, de arriba abajo, conectando las puntas de los dedos.
  • Haz 20 repeticiones.
  • Al principio será un poco duro, ya que requerirá un poco de esfuerzo por tu parte, pero con el tiempo te acostumbrarás, tus piernas se fortalecerán y no será tan duro para ti.

4. Rotaciones

  • Colóquese boca abajo (en una colchoneta, alfombra o cama) y levante una pierna.
  • Con la pierna extendida, gire en el sentido de las agujas del reloj.
  • Realice 20 rotaciones y luego repita el ejercicio con la otra pierna, pero ahora en la dirección opuesta (en sentido contrario a las agujas del reloj).

5. "Talón-punta"

Este ejercicio es ideal para mejorar la circulación sanguínea.

Así que si sufres de calambres nocturnos, siéntete libre de hacerlo todas las noches antes de acostarte o por la mañana tan pronto como te despiertes.

  • Este ejercicio se realiza mejor sentado.
  • Presiona los talones contra el suelo y levanta los dedos de los pies.
  • Luego viceversa: presione sus calcetines y levante los talones.
  • Repita 20 o 30 veces.

6. Rizo de dedos

Este ejercicio es excelente para mejorar el retorno venoso y también ayuda a fortalecer y tonificar los músculos de la pantorrilla.

  • Acuéstese en una cama o alfombra y estire las piernas.
  • Ahora comience a doblar los dedos de los pies, hacia adelante y luego hacia atrás. Haz 20 repeticiones con cada pierna.

7. ¡Pies juntos!

Este ejercicio se puede realizar tanto tumbado como sentado. Elija la posición más cómoda para usted.

  • Conecte y separe los dedos de los pies, repita el ejercicio 20 veces.

8. ¡De puntillas!

Caminar de puntillas es muy útil para estirar los músculos de las piernas y así prevenir los espasmos.

  • Puedes quedarte quieto o caminar de puntillas.
  • Repite el ejercicio tantas veces como quieras (recordando descansar entre series).